¿Porqué todo el mundo habla del aquí y ahora?

Yo no sé ustedes, pero últimamente escucho en redes, en la tv, a mis amigos, mi familia, desconocidos, hablando sobre este tema del aquí y ahora, de disfrutar el presente, de anclarse y disfrutar del día a día y aún sigo sin entender cómo lo hacen, que significa “anclarse al presente” no se para qué sirve y porqué está tan de moda, no se incluso si esto pudiera ayudarme a bajar mi ansiedad, no saben lo difícil que es para mí en ocasiones callar mi cabeza. Así es como mi hermana de 18 años entra a mi cuarto a preguntarme que es eso de la “conciencia plena”, y para ello querido lector quiero compartir contigo, en este texto lo que logré conversar con ella, los mitos que tumbamos y las lecciones que aprendimos durante esta pequeña charla. La conciencia plena o Mindfulness, es una práctica que nace de medio oriente, específicamente del budismo Zen, de ellos aprendimos que el dolor es parte de la vida y por ende es inevitable, aprendimos que la liberación misma del sufrimiento se genera a través de la conciencia, ellos lo llaman “darse cuenta” y que a pesar del dolor inevitable, la vida vale la pena. Siguiendo con mi relato, responderé exactamente el porqué esta práctica ha tomado tanta fuerza en occidente, ¿cuál será la magia o el truco para liberarse del sufrimiento y vivir una vida plena?. Pues bien, el truco se encuentra en el lenguaje, el presente no es opuesto al pasado o al futuro, de hecho “pasado” y “futuro” son solo una forma que adoptamos para hablar sobre el cambio y nos da la sensación de que el tiempo pareciera una cosa concreta cuando no lo es; desde esta postura se asume que el pasado se fue para siempre y que el futuro todavía no ha llegado, por ende lo único que existe es el ahora, ahora y ahora. Y se preguntarán ¿porqué sufrimos? sufrimos porque caemos en la trampa, nos quedamos pensando horas y horas sobre cosas que sucedieron y quisiéramos cambiar o que añoramos, causando tristeza e incluso depresión, o por el otro lado pensamos en lo que no ha llegado, en los miedos que tenemos hacia el futuro, en situaciones que imaginamos pero no han sucedido y terminamos muy preocupados o ansiosos. Las dificultades o problemas de las personas no se deben a que se encuentren viviendo en el pasado o en el futuro, se debe a que las historias del pasado o los cuentos del futuro absorben tanto su atención que se desentienden y se olvidan de las cosas que suelen suceder en el contexto presente. Y como ya entendimos que solo existe el ahora, el siguiente paso consiste en prestar activamente atención al mundo que nos rodea, darnos cuenta de los pequeños y grandes detalles que hacen parte de nuestro contexto y distanciarnos de nuestra mente, enseñándole que para poder acercarme a las cosas que son valiosas para mi, necesito darle mas atención a mis acciones y desligarme de aquellos estados que, aunque parecen concretos solo existen en mi cabeza pues lo que viví ya fue y lo que tengo por vivir aún no ha llegado. Posdata: El mindfulness no es una práctica relajación o bienestar, es entrar en contacto con aquellas experiencias placenteras y también aquellas vivencias dolorosas, es estar plenamente en el momento presente. Daniela Alejandra Restrepo Garcia – Máster en psicología clínica, Especialista en intervención psicológica en situaciones de crisis, Terapeuta DBT. Referencia: Hayes, S., Strosahl, K. & Wilson, K. (2015) Terapia de aceptación y compromiso, proceso y práctica del cambio consciente (Mindfulness) Madrid, ed. Desclèe De Brouwer.