[contact-form-7 404 "Not Found"]

Agenda una visita

Un oído amigable que escucha, acompaña y avanza a tu ritmo.

Llamanos:
+57 (1) 4672077

Envianos un E-mail:
info@lifesense.com.co

Ni buenas ni malas, las emociones son necesarias.

1 abril, 2020 at 12:00 pm · · 0 comments

Ni buenas ni malas, las emociones son necesarias.

“Es que yo nací triste”, “yo siempre estoy feliz”, “la rabia es mala”, “las emociones son buenas”, “las emociones son malas”, son algunas de las expresiones que escuchamos a diario con respecto a nuestras emociones. Pues bien, las emociones no son ni buenas ni malas, son necesarias. Nos permiten interactuar con el entorno y leer diferentes contextos, son como nuestras informantes, nos avisan cuando hay peligro, cuando nos agreden y traspasan nuestros límites, cuando hemos perdido algo o alguien valioso, cuando algo o alguien nos gusta o nos disgusta; en fin, cumplen una función primordial en nuestras vidas, en la conservación y evolución de nuestra especie.
Ahora bien, en cuanto a que son para siempre, rumores como “siempre he sido así” “yo no siento más emociones”, cabe aclarar que todas las emociones son temporales y por tanto tienen una causa y tienen un fin, siguen una curva descendente. Durante un día podemos experimentar más de una emoción, pues estas siempre están variando de acuerdo al contexto.
Al reconocer mis emociones soy capaz también de identificar los 3 canales de respuesta que hacen parte de la curva emocional: el canal fisiológico, me pregunto ¿qué estoy sintiendo en el cuerpo en este momento?, el canal cognitivo, ¿qué estoy pensando en este momento? Y el canal conductual en el que me pregunto ¿qué tengo ganas de hacer en este momento? y ¿Cuál es mi impulso de acción?.
En ocasiones las emociones son tan intensas que identificar estos tres canales y frenar el impulso es muy difícil, es algo que a cualquiera le puede suceder, la clave está en lograr surfear las emociones como una ola, e identificar si vale la pena actuar de acuerdo a lo que la emoción me dice, o si por el contrario puede terminar alejándome de lo qué es valioso para mi, haciendo daño a otros, o haciéndome daño a mi.
Sin embargo, esto no es una regla y no significa que siempre tengo que dominar la ola, algunas veces caer me ayudará a encontrar el punto de quiebre y anticipar para situaciones futuras un mejor manejo de la escalada emocional.

 

Daniela Restrepo, Esp. en Intervención Psicológica en situaciones de Crisis.

Categorías: LifeBlog

Ingrid

Editor

Vivamus ullamcorper pretium ipsum, id molestie elit dapibus vitae. Vestibulum ut odio id sem ultrices convallis vel id diam.