Entrenando ando: Pensamiento divergente

Es hora de poner en práctica el pensamiento divergente, pero antes; es imprescindible hablar sobre algunas características que debes tener en cuenta para entrenar este estilo de pensamiento, basado en el contenido del libro Lateral Thinking de Edward de Bono (1970). Inicialmente es conveniente que adoptes el estilo de pensamiento divergente o lateral como una actitud. Es decir, debemos abandonar la rigidez mental, dejar de aferrarnos a creencias especificas o particulares y permitir la entrada de diversas posibilidades u opciones de respuesta a una misma interrogante. Lo anterior, da pie a la segunda característica: desprendernos del enjuiciamiento; no pretendemos ‘’calcular la validez o efectividad ‘’ de los métodos a usar, más bien, pretende considerar inicialmente como útil cualquier enfoque para resolver un problema. El aplazar tal valoración evita bloquear ideas que podrían considerarse erróneas, además estas sobrevivirían más tiempo y generarían otras nuevas. ¿Cuándo usar el estilo de pensamiento divergente o lateral? Cuando necesites generar nuevas ideas, revalorar cuestiones, prevenir la excesiva polarización de ideas o solucionar problemas. Para este último, es importante puntualizar el tipo de problema que le concierne a este estilo de pensamiento; mientras que la convergencia permite resolver asuntos que requieren para su solución la recolección de información, el estilo divergente apunta aquellos que implican una reordenación de la información ya disponible. Una de las practicas que puede potenciar el pensamiento divergente es el de la descripción, cualquier situación puede tener diferentes perspectivas o múltiples enfoques, aun cuando tengamos una interpretación inicial debemos proponer numerosas alternativas. A continuación, podrás observar las 4 características principales del estilo de pensamiento divergente en un ejercicio visual, observa esta imagen: El primer paso seria, observar y proponer inferencias ante tal situación; por ejemplo: Estaban de fiesta y se emborracho, trabajaban en una obra arquitectónica y se accidento por no llevar los implementos de seguridad ahora quedó inconsciente, gano una apuesta con sus amigos, lo mataron y ahora quieren deshacerse del cuerpo, está enfermo y lo llevan a un hospital, es la presentación de una obra de teatro, se murió. La Fluidez es ‘’la capacidad de generar una cantidad considerable de ideas o respuestas a planteamientos establecidos’’ (Zambrano, 2019). Es importante que estas ideas se encuentren en diferentes categorías de respuesta obteniendo una visión más amplia de la situación, a esto le llamamos Flexibilidad; en este caso, no fueron respuestas solo en cuestión del estado de salud del personaje, por otro lado, debemos incluir la Originalidad: encontrar respuestas que sean innovadoras, a pocos se les podría ocurrir, por último, añadir, agregar o describir detalles y elementos lo más riguroso posible (Elaboración) como en algunas respuestas anteriores. Ahora bien, si deseas ponerlo en práctica en la vida cotidiana, se necesita inicialmente definir el problema por resolver, el pensamiento divergente se encarga de plantear soluciones a partir de la creación de algo nuevo o para la sustitución o supresión de alguna dificultad. Luego de esto, permítete divagar en distintas direcciones para proponer una gran lista de soluciones que incluyan la flexibilidad, la originalidad y la elaboración de las mismas. Evita comentarios tales como: ‘’No podría ser que … pero qué puede conseguirse con…no podría aplicarse porque… no podría ser válido… nadie lo aceptaría ‘’, entre otras. Recuerda que, al adquirir la capacidad de usar el pensamiento divergente o lateral, no siempre podrá demostrarse la efectividad de las opciones a través de la práctica, por tanto, debes recurrir al pensamiento convergente, para valorar y escoger la opción más acertada (ellos trabajan en equipo); de la misma manera si la vía del estilo convergente no es un mecanismo eficaz intenta recurrir a nuevas formas de hacer ese ‘’algo’’ que necesitas.  

Paula Lizeth Choconta Cardozo, Psicóloga en formación.

Referencias

Zambrano, N. (2019). El desarrollo de la creatividad en estudiantes universitarios. Conrado, 15(67), 354-359. Recuperado de: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1990-86442019000200354&lng=es&tlng=es De Bono, E. (1970) Lateral Thinking. A textbook of Creativity. Editorial Paidós Mexicana SA. México. Recuperado de: https://tecnologia3bunlp.files.wordpress.com/2015/03/edward-de-bono-pensamiento-lateral.pdf