Cuando el amor termina: Estrategias para afrontar una perdida amorosa

Cuando iniciamos nuestra vida amorosa o de pareja hay una lección que es de las más difíciles de aprender: Finalizar una relación de pareja. Podemos encontrar mucha información sobre cómo iniciar una relación, cómo saber si le gustas a alguien o no, cómo encontrar el amor ideal, en fin… pero cuando hablamos de terminar una relación, es difícil encontrar información que te acompañe y sea adecuada para sobrellevar este proceso.

Lo primero que debes saber es que, si la relación era importante y valiosa para ti, la ruptura va a implicar emociones como la tristeza, la rabia y la culpa. No importa cuánto haya durado la relación, si fue importante para ti, así haya sido una relación de semanas, puede generar emociones intensas. Entonces, es importante que aprendas a reconocer estas emociones y permitas aflorarlas. Así, vas a poder avanzar en el proceso y también vas a aprender a conocerte y conocer tus expresiones emocionales.

Hay una serie de recomendaciones que puedes seguir a la hora de terminar una relación amorosa:

1.Elimina todo tipo de contacto físico con la persona: Esto de “hoy terminamos, pero mañana saldremos a tomar un café” hace más difícil tu proceso de duelo. Tu cerebro requiere información coherente sobre lo que se dice y se hace para poder procesar correctamente el fin de la relación. Entonces, decir que se termina una relación, pero no hacerlo da a tu cerebro una información confusa sobre el estatus de la relación, lo que le hará más difícil procesar la pérdida. Recuerda, tu cerebro entiende acciones y si tus acciones están encaminadas en mantener contacto con la persona, tu cerebro no “entenderá” que la relación terminó y no podrá procesarlo.

2. Evita el contacto con las redes sociales de la persona y su círculo cercano: En un proceso de duelo por ruptura amorosa es natural que sintamos la necesidad de chequear las redes sociales. Nuestro cerebro nos pide que busquemos información sobre esta persona por la que aún tenemos sentimientos. Por eso, es importante intentar no chequear sus redes sociales para que nuestro cerebro pueda entender que requiere procesar la pérdida. Al principio será muy difícil, pues sentiremos una especie de necesidad de información. Pero con el tiempo será más fácil y notarás que es más sencillo no revisar sus redes sociales por un mayor periodo de tiempo.

3. Date tiempo para que tu cerebro asimile que terminaste la relación: Es importante darte tiempo, preferiblemente tiempo a solas, para poder aflorar emociones propias de la pérdida. A veces, nos han enseñado que no vale la pena sentir la emoción o que es “una tontería sentirse mal por alguien” sobre todo en relaciones cortas. Pero, permitirte llorar y sentir tristeza es un proceso natural del ser humano sin importar el tiempo que haya durado la relación. Ya lo muestran las películas, sentarte en tu habitación, pensar en la perdida y llorar te va a alivianar mucho el proceso.

4. Intenta resolver pendientes de la relación prontamente: Cuando tenemos relaciones estables, nos embarcamos en proyectos a futuro como viajes o inversiones. También en la dinámica de pareja, tenemos pendientes como deudas o prestamos a terceros en donde media la relación que ha terminado. Es importante que resuelvan estos pendientes lo más pronto y se lleguen a acuerdos que permitan eliminar el contacto físico con la pareja y no se conviertan en excusa para seguir manteniendo el contacto o para manipular emocionalmente a algún miembro de la pareja.

5. Evita iniciar otra relación sin haber procesado la pérdida: Cuando terminamos una relación amorosa estamos vulnerables frente a la pérdida. Por lo tanto, no estamos tan preparados para dar y recibir amor mientras no hayamos procesado la pérdida de la relación anterior. De esta forma, lo mas recomendable es no embarcarse en nuevas relaciones mientras se procesa la pérdida anterior. Siempre es mejor iniciar relaciones con un corazón sano.

6. Crea un hábito nuevo: Recuerda que nuestro cerebro funciona a partir de hábitos. De esta forma, si haces algo nuevo, esto ayuda a tu cerebro a hacer nuevas conexiones que le permitan procesar la pérdida y que además le permite anclarse en algo que llamamos factores protectores. Así que, esa es la oportunidad para aprender un nuevo idioma, hacer un nuevo deporte o aprender algo que sea nuevo para ti. Además, esto te permite conocer gente y estar en otros entornos, lo que facilita el procesamiento del duelo.

7. Habla de la ruptura con personas en las que confíes: Parte del proceso de duelo consiste en hablar de la pérdida. Háblalo con tu amigo/a, en quien puedas confiar y cuéntale como te vas sintiendo, los aprendizajes y los conflictos que van surgiendo en este proceso. Esto te ayudará a procesar las emociones y pensamientos asociados a la pérdida que estas viviendo. Si no encuentras a alguien en tu entorno que pueda acompañarte, puedes recurrir a un profesional que te acompañe a llevar el proceso de duelo.

8. No tomes decisiones precipitadas: A veces para escapar de estas emociones intensas, tomamos decisiones pensando que nos “aliviarán” la carga emocional: Mudarte, cambiar de apariencia física radical, hacerte un tatuaje, cambiar de profesión, embarcarte en un nuevo proyecto o una nueva relación, tal vez no sean buenas ideas si lo que buscan es aquietar o callar la experiencia de la emoción que estas sobrellevando en este momento. Lo recomendable es que esperes un tiempo para tomar estas decisiones radicales y que no sean motivadas por el dolor de la ruptura.

Recuerda que los procesos de duelo por ruptura amorosa toman su tiempo. Permítete vivir este proceso, aprender al máximo de él. Veras como el tiempo y la experiencia te permitirán aprender no solo a superar las perdidas sino también a construir nuevas relaciones saludables, conocerte a ti mismo y ayudar a otras personas con tus aprendizajes alrededor de este proceso.

De igual forma, si crees que requieres ayuda o apoyo para vivir tu proceso de ruptura amorosa, recuerda que puedes contactar a un profesional que te guíe y acompañe a transitar este proceso saludablemente.

Laura Y. Rodríguez, Psicóloga clínica y de la salud.

Referencias.

Fine, Mark & Harvey, John. (2006). Handbook of divorce and relationship dissolution. Journal of Family Communication. 8.

O`Hara, K. L., Grinberg, A. M., Tackman, A. M., Mehl, M. R., & Sbarra, D. A. (2020). Contact with an Ex-partner is Associated with Psychological Distress after Marital Separation. Clinical psychological science : a journal of the Association for Psychological Science, 8(3), 450–463.

Rhoades, G. K., Kamp Dush, C. M., Atkins, D. C., Stanley, S. M., & Markman, H. J. (2011). Breaking up is hard to do: the impact of unmarried relationship dissolution on mental health and life satisfaction. Journal of family psychology: JFP : journal of the Division of Family Psychology of the American 


2 comentarios de “Cuando el amor termina: Estrategias para afrontar una perdida amorosa

  1. Marcela Quintana dice:

    Buenias días quisiera acceder a atención psicologica pero no cuento con recursos me dicen q hay Subsidios de atención uds los manejan.

    • Editor dice:

      Hola Marcela, buena tarde, espero te encuentres bien. Respondiendo a tu pregunta, te cuento que no tenemos subsidios, sin embargo, manejamos tarifa por parte de practicantes de pregrado y posgrado, que oscilan desde $15.000 y $35.000 por consulta, siendo importante que sepas, que estos, se encuentran bajo supervisión de nuestros profesionales.

      Para solicitar una cita por favor diligencia el siguiente formulario https://forms.gle/sAuM9MLAX2mojfpq9

      Aunque estaré atenta de cualquier información adicional que requieras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *